Cómo fomentar la lectura en nuestros hijos - 10 consejos
Cómo fomentar la lectura en nuestros hijos - 10 consejos

Fomentar la lectura en los más pequeños. ¿Cómo hacerlo?

Fomentar la lectura en los niños:
un reto para muchos padres y madres

Hace poco colgué un post titulado ¿Estáis seguros de que es la nueva generación la que se niega a leer? donde hablaba sobre las conclusiones un estudio realizado por The National Literacy Trust -una organización no lucrativa dedicada a incrementar la alfabetización en las áreas más desfavorecidas de Gran Bretaña- basado en la idea de fomentar la lectura. Y lo terminé alegando que, en mi opinión, no es la nueva generación la que se niega a leer, sino que hay planes lectores que disuaden de la lectura. Pincha aquí para leer nuestro análisis del estudio.

Y es que, tanto si te apasiona leer, y quieres compartir esta afición con tus hijos, como si no, pero quieres que la lectura sea parte de la vida de tus hijos, en Metaforic creemos que es bueno saber qué pasos o rutinas puedes seguir para que vayan poco a poco adentrándose en el mundo de los libros/ebooks.

Y por eso, hoy os traigo una serie de consejos para saber cómo fomentar la lectura en los más pequeños. Para desarrollar la lista nos hemos basado en los ideales de Metaforic y los hemos contrastado con otros encontrados en la red, más concretamente en las webs de consulta para padres serPadres y educapeques:

  1. Lee con ellos desde pequeños, antes incluso de que sepan leer.
  2. Trata la lectura como un juego: lee en voz alta, dramatiza las historias, interprétalas, no conviertas la lectura en una actividad aburrida.
  3. Involúcrales en las lecturas y en las interpretaciones, así se sentirán parte de ella y terminarán por buscar ellos mismos las historias que quieren que les leas o que quieren leer por sí mismos.
  4. Jamás les mandes leer como castigo.
  5. Ante todo busca contenido que les interese, y trata de variarlo de vez en cuando para que no sea monótono. Puedes probar a crear itinerarios lectores combinando tu experiencia personal y escuchando sus intereses.
  6. Lee un rato con ellos diariamente. De esta forma crearás un hábito y terminarán por echarlo de menos cuando no se lleve a cabo.
  7. No te niegues a usar las nuevas tecnologías, pues tus hijos han nacido en la era tecnológica y las nuevas formas tecnológicas forman parte (casi) imprescindible de sus vidas. Lo importante es leer, da igual el soporte en el que se haga :)
  8. Crea un espacio en casa cómodo y agradable donde podáis disfrutar de la lectura habitualmente. Con pequeocio descubrimos algunos ejemplos, aquí.
  9. Visita una biblioteca. Al tratarse de espacios con muchas propuestas, tu hijo o hija podrá explorar todas las opciones y elegir una lectura como un reto. Poco a poco irá subiendo el nivel de sus lecturas.
  10. En muchas bibliotecas y centros cívicos se ofrecen cuenta-cuentos y otras actividades muy divertidas para niños. Si te gusta formar parte de la actividad, también existen técnicas alternativas muy eficaces como el Kamishibai.

Espero que os haya gustado y encontréis útiles estos consejos. Cómo os decimos más arriba, esto es sólo una simple guía con diferentes ideas con las que podéis empezar a fomentar la lectura. Podéis añadir, eliminar y modificar cualquiera de los consejos de la lista. Nuestro objetivo es construir un camino hacia la lectura para que aquellos padres, madres, abuelos y abuelas que quieran, se lleven a sus hijos o nietos de la mano hacia ella :)

¡La cuestión es que nuestros hijos e hijas lean! :)

Un último consejo extra para terminar el post. Si no es mucho pedir, practica siempre que puedas con el ejemplo 😉

PD: Recordad que si compartís vuestros hobbies con ellos, además de ayudar a su desarrollo, compartiréis experiencias increíbles con ellos:

Realizar en familia actividades de lectura con los niños también tiene un impacto significativo … los niños cuyos padres leen libros con ellos, les cuentan historias, cantan canciones, juegan con juegos de letras o de palabras, etc., tuvieron de media mejor rendimiento en lectura que aquellos niños con los que nadie realizó ese tipo de actividades en casa. La dedicación de los padres a la lectura o el placer que obtienen ellos mismos cuando leen, tiene un impacto significativamente positivo en el rendimiento de la lectura en más de la mitad de los países que participaron en el estudio. Finalmente, el tiempo que pasan los adultos leyendo y la lectura por placer no tuvo un impacto significativo. En otras palabras, la dedicación de los padres a las actividades de lectura de sus hijos (poniendo libros infantiles a su disposición o realizando actividades de lectura con ellos) es más importante que el comportamiento lector de los adultos per se.

Oralidad-Motivacion-Diversion-Comprension

«La enseñanza de la lectura en Europa. Contextos, políticas y prácticas»,
de la Comisión Europea páginas 116 y ss.

¡COMPARTE!Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *