10 consejos para elegir lecturas para niños y niñas
10 consejos para elegir lecturas para niños y niñas

Cómo escoger adecuadamente una lectura para tus hijos e hijas

10 pasos a seguir para saber escoger una lectura a tus hijos

Seguramente hayáis leído en muchos sitios los beneficios de la lectura. Nosotros también los hemos mencionado, aunque seguramente no hemos abarcado todos, en posts anteriores: los beneficios a nivel académico e intelectual de la comprensión lectora, y los beneficios emocionales. También os sugerimos algunas ideas para fomentar la lectura en nuestros niños y niñas.

Y ahora que sabemos todo esto, ¿cómo elegimos una lectura adecuada para nuestro hijo o hija? A veces, no sabemos si estamos escogiendo la lectura adecuada, y es posible que confiemos en la prescripción del profesor para realizar la compra.

Es muy complejo elegir el título adecuado: hay portadas muy llamativas que captan nuestra atención pero cuyo contenido no nos convence, ese libro con ilustraciones que parece que les gustará, esa genial sinopsis, títulos bilingües que puede que ayude a sus dificultades con tal idioma… Pero, ¿es el momento de comprarle ese título en concreto?

Hemos recuperado, a través del blog de la editorial digital Leer-e (editora de los ebooks de la colección Akobloom de que disponemos en Metaforic), un post que recoge en 10 pasos las recomendaciones de Luis Arizaleta, Director Literario de Metaforic, profesional de la cultura, y educador literario, sobre esta necesidad de orientación al elegir la lectura de nuestras hijas e hijos.

Esperemos os sirvan y os parezcan tan interesantes como nos lo han parecido a nosotros.

  1. Tener en cuenta la edad del niño o niña y el nivel de desarrollo de su competencia comunicativa.
  2. Atender sus gustos y aficiones, temas y personajes que le interesan, por los que muestra curiosidad.
  3. Elegir nuestro objetivo para cada eBook: ¿es para que lo lean en silencio y en privado, o es para leer con ellos en voz alta? Su escritura e ilustraciones, ¿nos permiten interpretar los personajes y hacer un teatrillo familiar? ¿Es ilustrado y son sus primeras palabras? ¿Buscas la sonoridad de la lectura (poesía)? ¿Trata algún tema delicado? ¿Buscas fomentar su creatividad?
  4. Con las respuestas a las cuestiones anteriores, acudiremos a una biblioteca pública o tu biblioteca del club de lectura Metaforic, y bucearemos en las estanterías según las referencias que llevamos apuntadas.
  5. Familiarizarse con los títulos. Dedicar un ratito a cada uno de los títulos consultados.
  6. Identificar los que nos parezcan más interesantes por sus ilustraciones o por ciertos párrafos de la escritura que nos hayan llamado la atención.
  7. Percibir cómo nos suena el lenguaje de sus primeras páginas: ¿sencillo?, ¿complejo?, ¿evocador?, ¿adecuado para ser leído en voz alta, o para que lean solos?, ¿enseñan algo?
  8. Admirar la calidad de las imágenes gráficas de la portada y las páginas iniciales: ¿narrativas?, ¿claras?, ¿barrocas?, ¿descriptivas?, ¿coloristas?
  9. Elegir dos o tres títulos, sentarnos un rato a entrar un poco más a fondo en cada uno de ellos, y tratar de elegir aquel cuyo lenguaje nos resulte más evocador, luminoso, sonoro, rítmico… Aquel cuyas ilustraciones nos atrapen con más fuerza, cuya secuencia nos tenga más prendidos.
  10. Ese que más nos ha gustado, es el que elegiremos. Lo leeremos completo y, si disfrutamos con él, entonces habrá llegado el momento de compartirlo con nuestros hijos, de ejercer como mediadores que pasamos buenos ratos de lectura juntos.

 

Atrévete a descubrir la literatura de calidad que se publica en colecciones para niños: prueba a escogerla y leerla, también puede decirte algo a ti, adulto, madre o padre. Disfruta con ella: ríe, sonríe, emociónate, imagina, fantasea, conoce… Verás que buenos momentos pasas cuando das con libros que te aportan felices ratos de lectura. Unos buenos ratos que, ahora sí, puedes compartir con tu hija, con tu hijo, leyendo en compañía, leyendo en voz alta, contándole el relato, mirando e interpretando juntos las imágenes. Un tiempo compartido que se convertirá en memorable: memoria compartida, eso es configurar vínculos de carácter emocional para unas relaciones significativas y dialógicas. ¿Qué otra afición puede darnos más?

¡COMPARTE!Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *