05
febrero

Lectura por edades

La importancia de la lectura por edades
La importancia de la lectura por edades

Lectura por edades

El porqué y la importancia de la lectura por edades

La lectura no es una actividad mecánica como puede ser la de atarse los cordones, que se hace sin pensar, incluso mientras haces otra cosa, cantas, hablas, etc. La lectura es un trabajo que necesita atención y concentración. De hecho, es muy importante realizarla comprendiendo lo que lees.

Hace poco os hablamos de cómo fomentar la lectura, como actividad, siendo una de las principales claves la de involucrar al niño o niña en la misma. Pero también es importante que la lectura en sí misma atraiga. Además de que el contenido resulte interesante para el nuevo/a pequeño lector-oyente, es importante que tengamos en cuenta la adecuación de esa lectura al niño o niña.

Para encontrar la lectura adecuada, podemos seguir los 10 pasos que nos sugirió Luis Arizaleta, nuestro Director literario, pero también deberemos tener en cuenta otros factores distintos a los incluidos en ese proceso.

El acercamiento del niño o la niña a la lectura debe producirse de forma adecuada, sí, pero también en su momento: hay un momento para los cuentos realistas o los cuentos de aventuras, o para las historias de crimen y misterio. Y es importante que se cumplan esos tiempos, pues los fracasos en las primeras lecturas tienden a crear una barrera, entre niños y libros, muy difícil de derribar.

Según un estudio de la Fundación Alonso Quijano, Premio Nacional al Fomento de la Lectura, la necesidad de orientar las lecturas viene determinada por varios factores:

  1. Edad del lector/a
  2. Formación o madurez
  3. Momento personal
  4. Calidad literaria
  5. Valores que pretende el libro

Aunque la edad de los niños y niñas no es determinante, sí que suele estar ligada a un estado de madurez o formación concretos, y generalizados, que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una obra.

Por otro lado, la calidad literaria del título que elijamos debe ser buena y adecuada a su madurez/formación, pues contribuirá a su desarrollo lingüístico mientras difsrutan de las lecturas: aprenderán nuevas expresiones y palabras, y la forma y contexto en que se utilizan. Si las aprende mal desde el inicio, será muy difícil realizar un desaprendizaje.

Por último, los valores que presenta la obra son un importante aspecto a tener en cuenta, y habrá que intentar adecuarlos al momento vital en el que se encuentre el niño o la niña. Si están atravesando una mala época, con miedos, o inseguridades, lo más conveniente sería elegir una lectura que aliente valores positivos, alegres, y que les ayuden a mejorar su estado, inconscientemente; elegir libros sin pensar en este tipo de aspectos puede llevarnos a proporcionarles lecturas que potencien ese estado de miedo o inseguridad en el que pueden encontrarse.

Con estos posts no queremos decir que haya que seguir un proceso cada vez que se elige una lectura, ni que haya que tener todos los sentidos alerta en el momento en el que estemos eligiendo una obra. Sólo intentamos orientaros, crearos un camino que podéis seguir o no, cada vez, siempre o nunca que elijáis una lectura :) Intentamos ayudaros a elegir lecturas para que lo que leen nuestros niños y niñas potencie al máximo su desarrollo y les sirva para aprender a afrontar situaciones de su día a día. Y, ¡qué mejor que potenciar su desarrollo poco a poco a medida que crecen!

¡COMPARTE!Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *