The National Literacy Trust Logo
The National Literacy Trust Logo

¿Estáis seguros de que es la nueva generación la que se niega a leer?

Hace poco, se cruzó en nuestro camino un estudio llevado a cabo por  The National Literacy Trust, una organización no lucrativa dedicada a incrementar la alfabetización en las áreas más desfavorecidas de Gran Bretaña; trabajan para mejorar la capacidad lectora, escrita, oral y de comprensión auditiva de estas comunidades.

Llevan a cabo muchos estudios e investigaciones con este propósito, pero el que os vengo a presentar hoy es uno muy concreto: The Impact of Ebooks on the Reading Motivation and Reading Skills of Children and Young People: A study of schools using RM Books”.

Este estudio se basa en la idea de que una de las formas más efectivas de ayudar a los niños y niñas a alcanzar su máximo potencial es la de involucrarles en la lectura para la mera diversión, simplemente para pasarlo bien y disfrutar leyendo1. De hecho, hay estudios que demuestran esto que acabo de mencionar, y otros que incluso han demostrado que aquellos niños y niñas de entre 10 y 16 años que leen por diversión (y no por obligación) suelen mostrar un mejor progreso en matemáticas, vocabulario y ortografía que aquellos que apenas lo hacen (leer por diversión)2. Lo mismo ocurre con los jóvenes: aquellos que leen frecuentemente son significativamente más propensos a obtener una posición profesional o empresarial frente a aquellos que no leen3.

Y, ¿qué herramientas han utilizado para hacer esas lecturas más entretenidas? Como os hemos mencionado más arriba, los eBooks; The National Literacy Trust está a favor de la tecnología como herramienta para la alfabetización, y reconoce su importancia tanto en sus estudios como en sus programas.

Puede que hayáis leído más estudios de este tipo (análisis del impacto del ebook sobre la lectura, o las habilidades lingüísticas de los alumnos/as), pero en este caso han querido desvincularse de esta línea para centrarse en explorar el impacto de los ebooks en las actitudes, comportamientos y los logros de los alumnos en diferentes escuelas y grupos de alumnos en Gran Bretaña.

Pues bien, las conclusiones fueron más que satisfactorias. Aquí os dejo algunas de las más destacables:

  • El 84.6% de quienes llevaron a cabo el proyecto en las diferentes escuelas sintieron que su proyecto particular (cada escuela lo adaptaba a sus posibilidades) había incrementado la motivación y el gusto por la lectura, y 7 de cada 10 creían que también había aumentado sus capacidades lectoras.

Y, en efecto, tenían razón: el disfrute de la lectura aumentó significativamente a lo largo del proyecto y sus actividades. Particularmente en lo que se refiere al disfrute de la lectura utilizando tecnología.

  • El 59.4 % de los alumnos dijeron que disfrutaban mucho o  bastante de la lectura, antes de que el proyecto fuese llevado a cabo, cifra que aumentó a 64.1% tras el proyecto. Respecto al porcentaje de alumnos que disfrutaban mucho o  bastante de la lectura en formato digital (usando tecnología), hablamos de un 68.1% en la encuesta previa al proyecto; la cifra incrementó a 74.3%.
  • Los alumnos varones (hablamos sólo de los varones en este caso porque el impacto del proyecto en ellos fue mayor, en general, frente al cambio “sufrido” por las alumnas, que fue un poco menor) que decían no disfrutar de la lectura antes del proyecto, mostraron cambios en sus actitudes frente a la lectura. El porcentaje que creía que leer era guay incrementó de 15.8% a 42.1%; por el contrario, el porcentaje de alumnos que creía que leer era difícil se redujo de 36.8% a 10.5%. De hecho, los alumnos varones a los que menos les gustaba leer al inicio, son a los que más ha impactado este proyecto.

No sé por qué, pero todas estas conclusiones me llevan a pensar que hasta ahora no era la nueva generación quien se negaba a leer, sino que hay planes lectores que disuaden de la lectura y otros que invitan a ella combinando mediación (selección y recomendación de lecturas de calidad) y libertad de lectura (capacidad de elección).

Como veis yo sólo os he hecho un pequeño resumen de lo, a mi parecer, más destacable, pero podéis acceder al informe completo aquí :)


  1. Reading for Change: Performance and engagement across countries. OECD (2002,  2009)
  2. Social inequalities in cognitive scores at age 16: The role of reading, A Sullivan and M Brown, Institute of Education, 2013
  3. Apr 2011: Mark Taylor of Nuffield College, Oxford University
¡COMPARTE!Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on FacebookShare on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *